Caso Valeria. Duele México 

 

Por Regina Santiago

Hay días en que mi trabajo duele, duele especialmente. Hoy el dolor fue profundo al escuchar el testimonio de la madre de la niña Valeria, esa pequeña de 11 años que apareció muerta en una combi en el municipio de Neza, en el Estado de México,

Dolor por la niña. Dolor por la madre. Dolor por los familiares y amigos. Dolor por los compañeros de escuela. Pero dolor también, dolor amargo y muy profundo, por una sociedad cuyos errores han hecho posible que estemos donde estamos, mucho más dispuestos a dar carpetazo a los casos altamente mediáticos que a buscar aclararlos. La impunidad es la semilla de nuevos crímenes. Pero la apuesta es al olvido.  Se quiere restituir la apariencia de normalidad lo más pronto posible. Pero nada es lo mismo. Los crímenes carcomen eso que llaman el tejido social. Los crímenes contra niñas y contra periodistas. Los crímenes contra la humanidad.

Escucho y observo a Jaqueline Ortiz presentar su testimonio ante Ciro Gómez Leyva. En sus palabras hay dolor pero también un grito de impotencia. El reclamo de los familiares de las víctimas ante la injusticia. Algunos medios actuaron de manera irresponsable al informar sobre los hechos. Los policías de Neza no hicieron lo suficiente para apoyarla en la búsqueda de la niña. La Alerta Amber no se activó de manera oportuna. Las autoridades de Edomex declararon que suspendían el permiso a la Ruta 40 “porque así lo pidió la madre de Valeria”; declaración irresponsable, por decir lo menos, que provocó la ira de los dueños y trabajadores de esa ruta en contra de la señora Jaqueline. Ahora tienen que brindarle protección.

Muchas dudas respecto a una investigación que se cerró tras la muerte del presunto culpable, una muerte sobre la que se mantienen muchas dudas, pero  que la versión oficial presentó como suicidio.

La edad del presunto homicida que consta en una credencial del IFE que le entregaron a la madre de Valeria no coincide con la edad que manejaron las autoridades. Eso se presta a sospecha.

Recuerdo haber descrito en mis reportes el pésimo manejo mediático que hicieron las autoridades del gobierno de Edomex de un caso especialmente sensible para la sociedad. Pero los errores no han sido únicamente mediáticos. De hecho, uno de los problemas ha sido el observar autoridades más preocupadas por el manejo de imagen que por resolver el caso y atacar las causas del problema. El testimonio de la madre de Valeria nos deja ver ineficiencia en todos los niveles.

No puedo olvidar que me gano la vida como analista de medios. Me llama la atención que casi al final de la entrevista, a pregunta expresa de Manuel Feregrino, la señora Jaqueline responde que quiere deslindarse del grupo Nos Queremos Vivas, Neza. Subraya que ella considera que no es un asunto que ataña únicamente al municipio, sino que también le toca al estado.

Dice que tras la muerte de Valeria, lo que ella demanda no es que se suspenda a la Ruta 40, sino que se endurezcan los controles… Y que se cumplan no sólo en esa ruta, sino en todas. Señala que es necesario disminuir la posibilidad de que asesinos en potencia sean contratados como choferes. Cierro los ojos y viene a mi mente la imagen de una de las notas sobre este crimen y el reclamo: ¡Valeria no merecía morir así!

Cuando terminó la entrevista me quedé pensando en muchas cosas. Vino también a mi mente el caso de Héctor Gandini, la muerte de su hijo y otros jóvenes porque un camión de doble remolque los embistió en una carretera. Su lucha por tratar de que se endurezcan los mecanismos de control para reducir el riesgo de que otras personas mueran de la misma manera. Lucha cuesta arriba. Lucha contra poderes formales y poderes fácticos. Se me ocurre que habrá que preguntar a Gandini si él también recibió mensajes SMS de los que se utilizan para instalar el malware espía.

Poco antes del final del programa de Gómez Leyva, éste informó que le había llegado un mensaje de la Fiscalía de Edomex que aclaraba que la causa de la muerte de la niña Valeria había sido asfixia. Poco antes, Ciro le había preguntado a la madre de Valeria sobre  la causa de la muerte y ella respondió que la autoridad no le había informado y que su abogado le había dicho que el dato no venia en la carpeta que le entregaron sobre el caso. Gómez Leyva comentó que doña Jaqueline también debe tener cuidado con lo que le dice su abogado.

Hoy la nota principal de Milenio. Informa: Mayo es el mes con mayor número de homicidios dolosos de que se tenga registro. Más allá de las cifras crudas, esos asesinatos tienen rostros, tienen nombres como el de Valeria y muchos otros. Tienen historias de horror e ineficiencia cómplice.

Respiro profundo. Duele. Duele mucho. Duele México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s