Doña Martha y Cri Cri

El domingo 31 de enero fue un día especial. El penúltimo día de mi papá en la ciudad de México antes de regresar a Oaxaca para festejar su cumpleaños 85. Decidimos acudir al restaurante El Tajín, el lugar favorito de Doña Martha, donde cantan nuestros amigos Arcadia Noguera y el grupo Colibrí. Ya compartiré algunas fotos del festejo.

Ahora les dejo un testimonio de una breve ceremonia en honor de nuestra Doña Martha, aquella niñita que junto con sus amigos y amigas del Edificio Condesa se reunían en casa de quien tenía radio para escuchar los programas de su vecino, Francisco Gabilondo, el famoso Cri Cri. Aquella niñita se hizo mujer y tuvo una hija a quien le enseñó a disfrutar las canciones de Cri Cri.

Cuando Adelina Carrasco llegaba a despertar a mi mamá, tomaba el grillito de madera y le cantaba. Muchas veces lo hizo acompañada del pequeño Martín y de Magali Cosme.

Cuando descubrimos que El Tajín tiene una fuente dedicada a Cri Cri, adquirió un mayor significado. Muchas veces visitamos esa fuente con doña Martha.

Por eso en esta primera visita tras su partida, fue importante apartarnos un momento para recordarla. Paloma Estanislao Reyes se quedó acompañando a mi papá. Y nosotros comenzamos a cantar con un nudo en el estómago pero con muchas sonrisas y bellos recuerdos.

Estoy segura que desde algún lugar del universo se desprende una sonrisa cómplice.

¡Salud, Doña Martha!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s