Gonzalo de Murga y Suinaga: Un Quijote Bloguero

Por Regina Santiago Núñez

Queridos amigos:

A quienes me conocen no les sorprenderá que constantemente narre las aventuras de mi abuelo materno, Gonzalo de Murga y Suinaga, cuyo espíritu me acompaña desde hace tiempo.

Hoy, gracias a la estupenda idea de mi sobrino, Javier de Murga, los escritos de Gonzalo se pueden disfrutar –y a veces sufrir– en un blog del periódico español El País.

Javier es el despositario del archivo más completo que hay con los textos que escribió Gonzalo de Murga. Es también ahora el conducto por medio del cual, mi abuelo sigue teniendo la posibilidad de influir en los debates políticos de la España del siglo XXI y de otros rincones del mundo (recordemos que un blog puede ser leído desde los lugares más recónditos del planeta).

¿Qué tiene que decirnos hoy, 19-20 de septiembre de 2010, un “anarquista” de principios del siglo pasado? En el texto que hoy se publica en el blog de El País, dice Gonzalo:

En el estado actual de la sociedad, las instituciones en sí no son más que formulas hueras; y los jefes de Estado, por regla general, ya llámense Monarcas o Presidentes, no pasan de ser tristes fantoches, vanas representaciones de vanos sistemas. Por eso tal vez – (por la vacuidad de reglamentos, códigos y constituciones, y mientras la humanidad no llegue al grado de madurez con que sueño), – sea preferible menos teorías y máshombres, menosParlamentos y más conductores de pueblos.

Ya ve usted, estimado señor, que mi credo político está lejos de ser republicano o monárquico, como en realidad no hay en mí credo alguno sino sólo una aspiración… Esto que digo le recordará a usted, en cierto modo, el grito de aquél individuo: “Yo soy ateo, ¡gracias a Dios!” ¡Qué quiere usted! El espíritu humano está hecho de contradicciones, poblado de fantasmas, ¡envuelto en nieblas!

Sigue el vínculo para leer el artículo completo:

Para quienes no me conocen, les cuento brevemente que en 2005, por iniciativa de don Andrés Henestrosa, escribí un libro sobre Gonzalo de Murga y Suinaga, escritor y empresario vasco que llegó a México a finales del siglo XIX y fue asesinado en el Ingenio de Santo Domingo, en junio de 1934.

Gonzalo de Murga fue amigo de Miguel de Unamuno, de Amado Nervo y de algunos intelectuales de su tiempo. Fue también el padre biológico de Esperanza y Adolfo López Mateos (este último, presidente de México de 1958 a 1964).

El libro que escribí rescataba algunos de sus escritos. Pero hoy su pensamiento está en el blog de uno de los diarios de mayor alcance internacional. ¡Bien por el espíritu del abuelo! Que me demuestra, cotidianamente, lo que es la inmortalidad a través de la palabra.

Si quieren conocer un poco más de él, y acompañarme en un recuerdo a don Andrés Henestrosa, dejo a continuación el Capítulo 1 de mi libro: Gonzalo de Murga y Suinaga. Un Quijote en México. (El libro se llama Un Quijote en México, porque “Chalo” compartía con Unamuno y con varios pensadores de la generación del 98 una singular atracción por el personaje de Cervantes).

Espero sus comentarios (y si se quedan con ganas de seguir leyendo, espero que compren el libro, jeje).

1 El Pacto de la Casa de Los Azulejos1 El Pacto de la Casa de Los Azulejos

Presentación del libro Gonzalo de Murga. Un Quijote en México en el aula Ignacio de Loyola de la Universidad Iberoamericana. Palabras pronunciadas por Andrés Henestrosa y José Carreño Carlón. Por favor sigue el vínculo.

Anuncios

49 Replies to “Gonzalo de Murga y Suinaga: Un Quijote Bloguero”

  1. Estimada Regina:

    Me parece muy interesante tu investigación sobre Gonzálo de Murga. Quisiera saber más sobre su relación con Elena Mateos, estoy tratando de conseguir tu libro.
    ¡Un saludo cordial!
    Adriana González Mateos

  2. El libro lo puedes conseguir en las librerías Porrúa. La investigación ha resultado fascinante. Saludo cordial también para ti. Estamos en contacto.

  3. hola soy bisnieta de gonzalo de murga por parte de la hija que procreo en el itsmo de tehuantepec juana de murga morales. la cual tuvo a teresa carrasco de murga que es mi mama . quisiera saber mas sobre mi bis abuelo si existen mas hijos , donde estan donde viven lla que mi abuela y otra hermana son las unicas que conoci grasias

  4. hola yo conozco a doña Victoria de Murga ( condesa del vado glorioso) no se si tendra algo q ver con esta familia

  5. La persona que escribe aqui como margarita marin carrasco; fue mi compañera de prepa y tiene 25 años que no se de ella si pudieran mandarme su mail, se los agradeceria

  6. Yolanda: Sin duda conoces a doña Victoria de Murga, pero a juzgar por tu forma de escribir, y de presentárte, no la conociste en “La Academia de Buenas Letras”… Ni de “Las Buenas Formas”.
    Dª Victoria de Murga y Monge, es hija del Teniente Coronel Alberto de Murga y Suinaga, hermano mayor de D. Gonzalo de Murga y Suinaga, por lo tanto familia directa de la Lic. Dª Regina Santiago Núñez.
    Un saludo.
    Xabier de Murga.

  7. En este blog hay CENSURA.
    Lic. Dª Regina Santiago Núñez: Es usted como el perro del hortelano: “Ni contesta, ni deja contestar”
    Un saludo.
    Xabier de Murga.

  8. Más que haber CENSURA hay falta de tiempo para estar frente a la computadora y responder todo lo que uno quisiera, jeje. Que bueno que le respondiste a Yolanda. Yo no lo había hecho porque no tenía elementos. Es bueno saber que es nuestra pariente.Por cierto, con cierto orgullo debo decirte que ya no soy Lic., sino Maestra. Me titulé ya con mención honorífica en la maestría en Historia de la Universidad Iberoamericana con la tesis: “Propaganda y espionaje en la Guerra Cristera. Los casos de Alberto María Carreño y Ernest Gruening”. Historia fascinante la del amigo del abuelo, el gran Gonzalo de Murga.
    Saludos y abrazo para Paquita
    Regina

  9. Querida Regina: Perdona mi entrada en tu blog de esa manera tan brusca y poco cortés; sólo ha sido un recurso para que supieras de mí y para ver si dabas señales de vida, además, siendo sobrino tuyo creo que tengo ciertas licencias… de confianza; el segundo comentario sólo fue una broma, no me lo tengas en cuenta.
    Mi enhorabuena por tu Maestría en Historia. Ya me hablaste sobre Ernest Gruening hace años y me pareció una historia muy interesante, ójala puediera leer tu tesis.
    Ya te daré noticias, por correo, del amigo de tu abuelo Gonzalo de Murga y Suinaga.
    Besos y abrazos para Marta y para tí.

    Xabier.

    P.S.- Mi querida Maestra, Profesora, licenciada, etc., etc. ¿Me podrías indicar una buena biografía sobre Adolfo López Mateos?
    Besos.

    Xabier de Murga.

  10. regina disculpa no se cual sea el motivo por que me allas dado el avion por lo que pregunte quiza no por que no nos conosemos pero mi mama teresa te acompaño a un evento que huvo en la casa de la cultura en juchitan oaxaca solo queria saber un poco mas de mi bisabuelo que aunque no tengamos el linage por escrito la sangre la llevamos en las venas espero tengas un tiempo para contestarme SALUDOS

  11. Soy bisnieto de Rafael de murga ye pongo a sus órdenes, ya lei su obra de un Quijote en México. Trabajo en el TribunalSuperior de Justicia delEstado de Veracrus
    Mi teléfono oficial 012288422800 ext 3006. 3005. Mi. Celular 2288264808.

  12. Buenas tardes: Desearia saber sobre doña Victoria de Murga marquesa del Vado Glorioso, la razon es un trabajo de investigacion que llevo a cabo sbre el señorio de Anuncibay
    Tengo tambien una pregunta sobre el señorio de Murga en el que me encuentro atascada,no se el orden desde Jose Maria Murga Murgategui hasta la actulaidad , si es tan amable de respondeme le quedaria agradecida.
    Dando las gracias
    Pantxike

  13. Maestra Regina Santiago Nuñez y Xabier de Murga….
    Me llamo Luzmar Antonio Ríos, soy originario y vecino del Ingenio Santo Domingo; platicando con unos parientes me recomendaron tu libro “Un Quijote en México” y buscando en la red acceso a este blog que me parece muy interesante, porque la historia de nuestro pueblo cobra vida con los pasajes que comentan ustedes que son los parientes directos de Don Gonzalo de Murga; quien vivió aquí en nuestro pueblo en la hacienda la Marquesana ( según lo que nos han dicho) usted(es) me pueden corregir y lo hemos mencionado en la parte histórica de las tesis que escribimos para graduarnos, pero lo veíamos como algo muy lejano. El enterarme que existen parientes de Don Gonzalo y que disponen de información muy relevante, les agradeceré establecer contacto para intercambiar información de esta importante etapa de la historia de nuestro pueblo Santo Domingo Ingenio. Aún no encuentro el libro, prometo leerlo.
    Saludos…

  14. Luzmar:
    El título del libro es: Gonzalo de Murga y Suinaga, un Quijote en México.
    Soy nieto de Gonzalo, primo de Regina y ligeramente colaborador en los preparativos del texto. Nací en Santo Domingo Ingenio, vivo en Juchitán, aunque en este momento estoy en Madrid. Regreso a finales de mayo y si me envías por este medio tu teléfono o correo, me pondré en contacto contigo.

  15. La felicito por su libro Un Quijote en México.
    ¿Cómo podría obtener una copia de su tesis “Propaganda y espionaje en la Guerra Cristera. Los casos de Alberto María Carreño y Ernest Gruening”?
    Mucho agradeceré su respuesta a
    jeca1952@hotmail.com

    Atentamente
    Juan Elías Cordero

  16. Buen día, una pregunta, ¿su libro cuenta con imágenes sobre Esperanza Lopez Mateos o tendrá alguna referencia en donde pueda conseguir imágenes sobre ella?. Gracias

  17. Hola Regina, mi abuelo fue el administrador del ingenio santo Domingo entre 1916 y 1925, y mis abuelas fueron muy queridas por don Gonzalo de Murga, Mi padre tuvo en sus manos el Archivo de Cartas y documentos personales de Don Gonzalo de Murga y por endes del destino fue destruido por La secretaria de Gobernacion cuando fue Candidato a la Presidencia.

  18. Cinthia,

    Yo tengo varias fotos de mi tía Esperanza López Mateos, y también historias. Puedes contactarme si te interesa saber más.

    Xabier de Murga,

    No hay ninguna biografía buena de mi abuelo Adolfo López Mateos. Todas tienen muchos errores y muchos inventos. Me divierte muchísimo conocerlas todas. Cada vez que me cuentan una me río más y me parecen más divertidas. Hay muchísimas versiones…realmente resulta muy entretenido. Si gustas puedes contactarme.

    Juliana Zolla López Mateos
    juliana@prodigy.net.mx

  19. Hola Luis Adrián. Me encantaría saber un poco más sobre lo que me cuentas. Te escribo para ponernos en contacto.
    Mil gracias por tu información.

  20. Hola Maestra Regina Santiago, mi comentario es primero para aplaudir la intención de su libro, que no dudaré en leer porque me parece interesante y segundo para verificar la información que he recibido en estos años acerca del asesinato de Don Gonzalo de Murga. Y es que he obtenido testimonios de los pobladores y afirman que el Sr. Froylán Cruz fue el autor intelectual de tal hecho, por lo tanto agradecería mucho si me aclarara esta información.

    karlosmontealban@gmail.com

  21. Atención a todos los descendientes de Don Gonzalo de Murga. Al día de hoy 26 de septiembre del año en curso, salió a la venta un libro sobre la biografía de Adolfo López Mateos. del autor Emilio Arellano, Editorial Planeta,quien se dice ser descendiente de las familias de Ignacio Ramírez “El Nigromante”, de los Mateos Lozada y un enorme etcétera. Señala que son mentiras todo lo que se ha escrito acerca de la paternidad de Don Gonzalo de Murga respecto a Adolfo López Mateos y su hermana Esperanza. Sus comentarios son molestos e incluso ataca a Don Andrés Henestrosa . Lo grave de este libro es que acusa a Don Gonzalo de Murga de delitos que le demandó la señora Elena Mateos Vega. Siento mucho que ahora se presente este autor tratando de desmentir todo lo que ustedes han investigado. Soy amigo de Don Javier Santiago Pineda, también del Istmo de Tehuantepec y colaborador y socio del Licenciado Felipe Martínez Ríos en la Ciudad de México D.F. Atentamente Lic. Ramiro Morales Trinidad.

  22. Muchas gracias por la información. Leeremos el libro y comentaremos. solo recordar que cuando se presento el libro en Juchitán muchas personas que asistieron avalaron lo señalado en el libro, pues fue una historiamuy conocida a nivel local.

  23. Estimada Regina, estoy de acuerdo con usted, hemos leído su libro y los textos de Xavier de Murga, nos interesan. Por otro lado, les pido que no cometan el mismo error que cometió Emilio Arellano, el de atacar, acusando sin demostrar su dicho o al menos sus afirmaciones. saludos.

  24. Le agradezco mucho la información sobre el libro de Arellano. Lo leí de inmediato y voy a comentar algunas cosas. Me parece que el asunto central (la paternidad -o no- de de Murga) debe ser respondido por Regina. No obstante, hay varios detalles que sí quiero abordar.

    Ante todo, Arellano demuestra su falta de formación académica. Su descuido lo hace cometer errores elementales, como afirmar, en la página 48, que Adolfo López Mateos “embarcó” a López Velarde en la aventura de José Vasconcelos. La participación de López Mateos en el movimiento vasconcelista fue en 1929; López Velarde murió en 1921, cuando, de acuerdo con datos aportados por Arellano, que sitúa su nacimiento en 1910, López Mateos tenía once años.

    De manera similar, afirma en la página 68 que Elena Mateos contrajo matrimonio con Mariano Gerardo López Sánchez Román en 1899. En la página 73, a la muerte de su esposo, situada en 1914, Elena “contaba a la sazón con 25 años”. ¿Se casó a los diez años?

    Lo anterior es descuido. Lo que sucede en la página 148 es ya algo peor. Aquí Carlos Monsiváis se encuentra casualmente con Eva Sámano. Cito a Arellano:

    “como en una visión de ultratumba a lo lejos vio a una mujer portentosa, muy hermosa, vestida con un sobrio y discreto traje sastre de lana gris oscuro, a la que acompañaba un séquito atareado en complacer a tan especial mujer”
    A continuación, entre más frases abrumadas de adjetivos, Eva Sámano pasa al lado de Monsiváis y “esbozó una sonrisa sincera”. A partir de ese instante Monsiváis cambia su opinión sobre las mujeres pertenecientes a las clases políticas y siente inmensa admiración por Eva Sámano (¡debe haber tenido una sonrisa más fulminante que la Mona Lisa!). Sigue algo cuyo formato sugiere que es una cita de algún texto de Monsiváis, pero sin ninguna referencia; Arellano no da ninguno de los datos necesarios, como fecha, título del supuesto texto, lugar de edición, casa editorial, etc. No lo copio porque no vale la pena. Basten algunas frases que Arellano atribuye a Monsiváis: “una verdadera heroína que se ganó a pulso el respeto popular por su apostolado laico a favor de la infancia del país”.
    Cualquiera que conozca aún de manera superficial la obra de Monsiváis sabe que jamás hubiera utilizado este estilo cursi y bombástico. Me parece muy grave inventar citas y todo este pasaje, atribuyendo a Monsiváis algo que evidentemente jamás dijo ni escribió.

    Digamos que esta es una mentira interesada, cuya intención es clara. Más inexplicable es la historia inventada por Arellano respecto a mi bisabuelo, Juan Álvaro Mateos Alfaro. En las páginas 43 y 44 Arellano describe el ceremonial necesario para visitarlo, en el que incluso intervienen criados de librea; en la página 76 dice que “era inmensamente rico, dueño de varios establecimientos mercantiles de ropa importada, propietario de varios palacetes, incluidos los de la calle de Balderas, y de una compañía constructora que se encargada del drenaje y alcantarillado de la Ciudad de México, empresa que operó hasta la década de 1970.” Cuando le leí estos pasajes a mi mamá, que era su nieta y lo conoció perfectamente, ella soltó la carcajada. La verdad es que Juan Álvaro Mateos Alfaro y su esposa Luisa Mendelson se ganaban la vida dando clases de inglés y con el trabajo de años pudieron comprarse un terreno en la Colonia Crédito Constructor, frente al Teatro de los Insurgentes; nunca pudieron terminar completamente la construcción por falta de dinero.

    De nuevo agradezco la información sobre el libro y me despido,
    Adriana González Mateos

  25. Estimado Ramiro:
    He adquirido el libro de Arellano y buscaré información para aclarar lo que sea posible, con los datos de que dispongan los parientes De Murga en España. Los señalamientos de Arellano me llevan a compartir el correo electrónico que recibí de parte de Mario Moya Palencia, comentando mi libro y la relación entre Gonzalo De Murga y Suinaga y Adolfo López Mateos. Te invito a leerlo https://tertuliayalgomas.wordpress.com/2013/10/03/mario-moya-palencia-adolfo-lopez-mateos-gonzalo-de-murga-y-suinaga/

  26. Querida Adriana:
    Un gusto tener noticias tuyas y que este foro haya servido para que compartieras con el público tus observaciones sobre el libro de Arellano. Ya llegará mi turno, en cuanto contacte a Xavier De Murga que es quien afortunadamente guarda mucha de la correspondencia que sostuvieron Gonzalo de Murga y Suinaga y su hijo. Mientras tanto, cabe repasar el correo de Mario Moya del que en algún momento te hice partícipe.
    https://tertuliayalgomas.wordpress.com/2013/10/03/mario-moya-palencia-adolfo-lopez-mateos-gonzalo-de-murga-y-suinaga/
    Abrazo.

  27. ¡¡Muchas gracias, Regina!!

    Efectivamente, la carta de Moya Palencia señala puntos muy importantes:

    —- la historia de la paternidad de de Murga era un secreto a voces, comentado por muchos
    —- Gabriel Figueroa cuenta una historia que tú has analizado ya, que afirma que Esperanza López Mateos era hija de de Murga. Es muy revelador que Arellano ignore esta fuente tan importante. De nuevo, muestra su falta de escrúpulos como investigador.
    —- Adolfo tenía a su alrededor a mucha gente que cultivaba la literatura: la propia Elena Mateos publicó un libro de poemas, de manera que el talento que Adolfo haya tenido para escribir vendría también de ella. Y si alguien quisiera lanzarse a esta especulación no debería pasar por alto a Juan A Mateos (hermano del abuelo de Adolfo) pues fue un escritor reconocido y popular, que publicó numerosas novelas. Sus obras de teatro se representaban en el Teatro Principal y se lo ha considerado uno de los iniciadores del sketch político en México.

  28. Gracias mi estimada Regina. He leído la carta de Moya Palencia y confirma lo que efectivamente se comentaba antes de tu libro con los comentarios de Don Andrés Henestrosa a quien también lo conocimos. Me satisface que con motivo de haberte pasado la noticia del libro de Emilio Arellano hayan otras personas interesadas en desmentirlo. En un libro diverso también de Emilio Arellano “IGNACIO RAMÍREZ EL NIGROMANTE” MEMORIAS PROHIBIDAS, EDIT PLANETA, 2009, PAG. 154, AFIRMA: Cuando una tía de la familia Ramírez Mateos quedó viuda, su familia le cerró las puertas. La abandonó a su suerte y la desheredó.” . .más adelante concluye: Se trataba de Elena Mateos Vega, que estuvo casada con Mariano Gerardo López, médico de Porfirio Díaz.” Si Emilio Arellano dice hoy en su libro de marras que de una buena vez “se reivindique el honor de la señora Elena mateos Vega,”(pág.59 ), yo le diría pues flaco favor le hace a dicha señora, porque si con anterioridad nadie tenía algún mal pensamiento en contra de la misma, él mismo se encargó de profanar su honor, porque ahora uno se podría preguntar, pues que error, o pecado cometió para que su familia la desheredara ! Y como dice acertadamente Doña Adriana González Mateos, el joven Arellano en aras de querer escribir sobre un tema delicado, no repara en tiempos y espacios. como el pasaje que relata cuando el joven Adolfo López Mateos localiza a Gonzalo de Murga cuando inició aquella excursión del 20 de noviembre de 1926 del zócalo de la Ciudad de México hasta la Capital de Guatemala, cuando dice que le fue a cobrar a Gonzalo de Murga todas las fechorías que le hizo A SU MADRE, EL AUTOR NO TOMA EN CUENTA QUE PARA ESAS FECHAS SI ADOLFO LÓPEZ MATEOS HABIA NACIDO EL 26 DE MAYO DE 1910, PARA ESAS FECHAS ÉL TENDRÍA 16 AÑOS ! No podría imaginar que un chamaco de esa edad se pudiera enfrentar a un adulto. Y como esa inconsistencia hay varias. Para concluir recuerdo dos cosas que sobresalen de su libro Regina, el hecho de que Adolfo López Mateos le haya dedicado una fotografía a Gonzalo de Murga y la otra, el hecho de que el propio Adolfo López Mateos fuera el padrino de bodas de la madre de usted y de Don Javier Santiago Pineda. Atentamente Lic. Ramiro Morales trinidad . Saludos

  29. Gracias mi estimada Regina. He leído la carta de Moya Palencia y confirma lo que efectivamente se comentaba antes de tu libro con los comentarios de Don Andrés Henestrosa a quien también lo conocimos. Me satisface que con motivo de haberte pasado la noticia del libro de Emilio Arellano existan otras personas interesadas en desmentirlo. En un libro diverso también de Emilio Arellano “IGNACIO RAMÍREZ EL NIGROMANTE” MEMORIAS PROHIBIDAS, EDIT PLANETA, 2009, PAG. 154, AFIRMA: Cuando una tía de la familia Ramírez Mateos quedó viuda, su familia le cerró las puertas. La abandonó a su suerte y la desheredó.” . .más adelante concluye: Se trataba de Elena Mateos Vega, que estuvo casada con Mariano Gerardo López, médico de Porfirio Díaz.” Si Emilio Arellano dice hoy en su libro de marras que de una buena vez “se reivindique el honor de la señora Elena mateos Vega,”(pág.59 ), yo le diría pues flaco favor le hace a dicha señora, porque si con anterioridad nadie tenía algún mal pensamiento en contra de la misma, él mismo se encargó de profanar su honor, porque ahora uno se podría preguntar, pues que error, o pecado cometió para que su familia la desheredara ! Y como dice acertadamente Doña Adriana González Mateos, el joven Arellano en aras de querer escribir sobre un tema delicado, no repara en tiempos y espacios. como el pasaje que relata cuando el joven Adolfo López Mateos localiza a Gonzalo de Murga cuando inició aquella excursión del 20 de noviembre de 1926 del zócalo de la Ciudad de México hasta la Capital de Guatemala, cuando dice que le fue a cobrar a Gonzalo de Murga todas las fechorías que le hizo A SU MADRE, EL AUTOR NO TOMA EN CUENTA QUE PARA ESAS FECHAS SI ADOLFO LÓPEZ MATEOS HABIA NACIDO EL 26 DE MAYO DE 1910, PARA ESAS FECHAS ÉL TENDRÍA 16 AÑOS ! No podría imaginar que un chamaco de esa edad se pudiera enfrentar a un adulto. Y como esa inconsistencia hay varias. Para concluir recuerdo dos cosas que sobresalen de su libro Regina, el hecho de que Adolfo López Mateos le haya dedicado una fotografía a Gonzalo de Murga y la otra, el hecho de que el propio Adolfo López Mateos fuera el padrino de bodas de la madre de usted y de Don Javier Santiago Pineda. Atentamente Lic. Ramiro Morales trinidad . Saludos

  30. Prima querida:
    Hasta hoy no he podido obtener el libro al que hacen alusión y que es, según puedo percibir, un intento fallido de biografía de Adolfo López Mateos. Sin embargo, a través de las precisiones que hacen nuestra amiga Adriana González Mateos y el Lic. Ramiro Morales Trinidad, se trasluce un perfil poco confiable del autor, al no dar referencias de las supuestas fuentes en las que basa sus también poco confiables dichos.
    Te recuerdo lo que dijo Thomas Carlyle: No hay nada más espantoso que la elocuencia de un hombre que no dice la verdad.
    Cuando lea, que espero sea pronto, el citado libro, podré darte mi punto de vista; pero si se trata de blandir la espada (como lo hizo nuestro abuelo Gonzalo contra Romualdo de Fagoaga en el duelo que cita Ángel Escudero en “El Duelo en México”, Edit. Porrúa, Sepan Cuántos No. 695, 1998, pp. 134-137) en la defensa de tu honorabilidad, no dudes que lo haré cuando tenga suficientes elementos.
    Por el momento quiero insertar los párrafos del libro de Elena Poniatowska, fuente que aludes en tu libro “Gonzalo de Murga y Suinaga, Un Quijote en México”, en donde el laureado fotógrafo de cine, Gabriel Figueroa y sus familiares (parientes de Elena Mateos) dan sus testimonios:
    …Cuando llegué a mi casa me abalancé sobre el texto de Poniatowska. El libro estaba estructurado como si cada tema fuera la escena de una película. Poniatowska consideró que esa era la mejor manera de presentar su semblanza biográfica del famoso fotógrafo del cine mexicano. La historia del vizconde De Murga se presenta así:
    ‎Exterior: Ingenio de Santo Domingo, Oaxaca y asilo,
    ‎México. Día.
    ‎Cut-back: los López Mateos y Esperanza
    ‎Gabriel Figueroa (fotógrafo de cine de 89 años)
    ‎Los López Mateos eran nuestros primos hermanos; hijos de la tía Elena Mateos y Vega, que era muy guapa, y del tío Mariano López. Ella manejaba un asilo por el rumbo de Tacuba y era una mujer de gran cultura. Se quedó viuda y mantuvo una muy buena relación con sus cuatro hijos: Mariano, Elena, Adolfo y Esperanza, aunque Esperanza no era hija de mi tía. A Adolfo, que era el último, mi tía Elena lo regañaba siempre por escrito. Le dejaba una carta en su buró porque decía que era la única forma de que sus hijos no le faltaran al respeto.
    ‎Antonieta (esposa de Gabriel Figueroa):
    ‎El que Esperanza no sea López Mateos es una historia apasionante que aún esta por investigarse y contarse. Ella provenía de otra familia. Su madre era una dama inglesa y, estaba mal de los nervios porque la había raptado un conde español.
    ‎Gabriel (hijo de Gabriel Figueroa):
    ‎Creo que Esperanza es una figura muy importante en la vida de mi papá. Nadie le prestó a él tanta atención como Esperanza. Los orígenes de la familia de Esperanza… que si el papá era uno o que la mamá era otra, es una historia enredada que mi padre sabe más a menos bien.
    ‎Tolita (hija de Gabriel Figueroa):
    ‎La historia de Esperanza es muy complicada porque en realidad no era ni siquiera media hermana, era como una hija adoptada, aunque siempre dijeron que era López Mateos. Creo que ella tenía el cabello pelirrojo pero se lo pintaba oscuro para parecer mexicana.
    ‎Gabriel Figueroa (fotógrafo de cine):
    ‎Mi tía Elena adoptó a Esperanza aunque nunca se supo bien cómo ni cuándo. Yo, por ejemplo, quería saber cuál era el nombre de la dama inglesa. Inclusive cuando se lo pregunté a Avecita, la hija de Adolfo López Mateos y. Eva Sámano, me dijo que no sabía nada, ni siquiera que Esperanza era hija adoptiva. Tampoco su prima, la hija de don Mariano López Mateos, sabía algo de este asunto. Cuando les conté toda esa historia para ellos fue una novedad.
    ‎La que pasó fue esto: el papá de Esperanza era en realidad don Gonzalo de Murga y Suinaga, un vizconde español que tenía un ingenio llamado Santo Domingo, en Oaxaca. Un buen día don Gonzalo se robó a una señora de la nobleza inglesa, de nombre Claire, con quien tuvo dos hijos: un niño al que llamaban Blue y una niña, Clara, es decir, mi prima Esperanza. Pero como a la mujer le fallaba un poco el coco, se divorciaron. Esperanza se quedó con el vizconde y Claire se fue a Inglaterra con el niño. ‎
    ‎Antonieta (esposa de Gabriel Figueroa):
    ‎Esperanza tuvo un hermano que era un muchacho completamente de izquierda, por lo que Esperanza fue comunista después. Ese hermano era Blue.
    ‎Gabriel Figueroa (fotógrafo de cine)
    ‎El vizconde no sabía qué hacer con una niña tan chiquita, hasta que conoció a los López Mateos. Se acercó a mi tía Elena y le dijo: “Señora, yo quisiera dejar a mi hija con usted, porque sé que enseña muy bien a sus hijos. Yo no puedo educarla porque estoy siempre en Oaxaca. Así que se la encargo”. Mi tía aceptó a condición de obtener la patria potestad de la niña y de no recibir un solo centavo del español. Le dijo: “Yo la tomo y le doy mi nombre”. Y así fue.
    ‎Antonieta (esposa de Gabriel Figueroa): ‎Por aquel tiempo, la tía Elena acababa de perder una hija llamada Esperanza…
    ‎Gabriel Figueroa (fotógrafo de cine): ‎Más adelante, un 28 de junio de 1934, “venadearon” al vizconde, es decir, lo mataron en su hacienda. Acompañé a mi prima Esperanza al sepelio de su padre. Lo estaban velando en su casa, en la colonia Del Valle, barrio que el mismo vizconde se había encargado de fraccionar. Entramos sin saludar a nadie, porque a ella no la conocían, ni ella conocía a nadie. Estuvimos ahí media hora y nos fuimos sin despedirnos.
    ‎* * *
    ‎Leí una y otra vez la historia del origen de Esperanza que estaba publicada en el libro de Poniatowska. Quizás José Carreño Carlón tuviera razón. Quizás no fuera suficiente la versión que contaba mi abuela y la que conoció Andrés Henestrosa para asegurar que Esperanza y Adolfo eran hijos de mi abuelo.
    ‎Sin embargo, muchas cosas de lo que yo conocía de la historia de mi abuelo contrastaban con la versión que Figueroa le contó a Poniatowska… ‎

    El libro referido es: Elena Poniatowska. Gabriel Figueroa: La mirada que limpia. Editorial Diana. México, 1996.

    Regina: creo que este asunto nos sacará de cierto marasmo, pero que sea para bien.
    Recibe mis saludos afectuosos y mi solidaridad.
    Germán López Sanmartín.

  31. Querida Regina:
    No quiero expresar palabras mías, sino evocar las de Jacinto Benavente cuando sentencia que: “Si murmurar la verdad aún puede ser la justicia de los débiles, la calumnia no puede ser más que la venganza de los cobardes”.
    Según Arellano, el mismo Adolfo López Mateos dijo, en cierta ocasión, palabras más, palabras menos, en una entrevista en los años cincuenta del siglo pasado en su casa de la avenida San Jerónimo de la Ciudad de México, cuando el perio¬dista [(¿?)No dice quién] preguntó al presidente si era verdad lo que se decía sobre su origen guatemalteco y por qué su familia no lo aclaraba. López Mateos le respondió QUE TAL VEZ EN UNOS CINCUENTA AÑOS LE CONTESTARÍAN SUS DESCENDIEN¬TES CUANDO NO EXISTIERAN TAN RÍGIDOS CONVENCIONALISMOS SOCIALES ‎EN MÉXICO Y SE LE PERMITIERA A UN EXPRESIDENTE O A SU FAMILIA TOCAR ‎TEMAS PERSONALES SIN LEVANTAR HURACANES NI POLÉMICAS ESTÉRILES. Que si este periodista tenía vida suficiente y gran paciencia, en años futuros alguno de sus parientes podría responderle sobre ese asunto y muchos otros misterios sobre su vida personal.
    ¿Acaso este tinterillo no puede interpretar las sabias, mesuradas, prudentes y proféticas palabras que ese gran hombre dijo? Se han cumplido los cincuenta años, pero su condición de lacayo no le permite cumplimentar que no se levanten huracanes ni polémicas estériles.
    Él se da licencia para difamar contando historias argüidas a modo, al puro estilo de los rábulas, sin dar una sola referencia como prueba fehaciente de su dicho. ¿Nunca supo lo que es una ficha bibliográfica, hemerográfica o cosa por el estilo? Por lo menos en el capítulo en donde se desbordan sus bajos instintos no da ninguna referencia válida, legal. Y se dice abogado. No lo parece.
    Habla de mucha raigambre, y siente que su origen es casi divino. Creo que él es la oveja negra en su familia. La nobleza es cualidad y norma de vida, no investidura de déspotas y charlatanes
    Ojalá algún día pueda este sujeto leer esto:

    GARCIA FERNANDEZ, Ernesto
    El linaje de la Casa de Murga en la historia de Álava (siglos XIV-XVI) – Ernesto García Fernández, Federico Verástegui Cobián – Vitoria-Gasteiz: Diputación Foral de Álava/Arabako Foru Aldundia, 2008.- 293 p.: il. col.; 24 em.
    ‎DLVI-94/08
    ISBN 978-84-7821-704-5
    ‎1. Álava-Historia-s. XIV-XVI. 2. Murga, linaje de Historia.
    ‎929.52 Murga
    ‎323.31 (466.3)”13/15″

    Además del vastísimo material bibliográfico referente a la familia Murga en Vizcaya, España y en el mundo.
    Regina: si me desbordo, deja que lo haga; pero a ti te pido cordura y silencio en este asunto. A palabras necias, oídos sordos.

    Recibe un abrazo solidario.

    Germán López Sanmartín.

  32. Mi querida Regina: Con sumo agrado y emoción, he visto que has hecho publicar el libro de tu abuelo Gonzalo de Murga y Suinaga, “A Cartas Vistas”. Me agrada extraordinariamente que sigas dando a conocer la Obra y la Vida de esta “Alma Grande”, seguro estoy que te lo agradecerá allá donde esté; así como yo personalmente te lo agradezco.
    .
    Besos, con todo mi cariño para Martha y para ti.
    Xabier

  33. Querido Xabier.
    No conozco una nueva edición de “A Cartas Vistas” pero me parecería una gran idea publicarla con una introducción biográfica. ¿Por qué no lo hacemos?
    Con una revisión a Google veo que Chalo se ha puesto de moda pues hay varios ejemplares de “A Cartas Vistas” disponibles en Internet.
    Como bien dices, la de Chalo es un “Alma Grande” que sigue mandándonos guiños desde algún lugar del universo.
    Tú también has hecho una gran labor en tu blog para darle vigencia a su pensamiento y sus poemas.
    Te escribo para ponernos de acuerdo.
    Mientras un abrazo bloguero
    Mi mamá y yo les mandamos besos con todo cariño.

  34. Saludos a todos ! Estimada Regina me complace saludarla y saber que tiene un estupendo programa de radio Muchas Felicidades por ello ! Y mi pregunta: “A Cartas Vistas” es un libro ? y si es ASI YA ESTÁ A LA VENTA? Gracias.

  35. Así es querido Ramiro.

    Desde enero de este año tengo un programa de radio todos los lunes, a las 12:30 en Radio Ciudadana del IMER. Se puede escuchar por internet. Me representa mucho esfuerzo pero es un gran aprendizaje. Promuevo, junto con un grupo de amigos, la cultura de la discapacidad como parte de un proyecto más amplio que es la promoción de la cultura de la paz. Cada semana, al terminar el programa, trato de despedirme del público y del equipo de producción con una sonrisa que nos haga sentir que aunque sea un poquito, pero contribuimos a tratar de que vayamos mejorando en nuestra condición de seres humanos.

    Sobre tu segunda pregunta te cuento que “A Cartas Vistas” es un libro que escribió mi abuelo, Gonzalo de Murga, en 1907. Desafortunadamente yo no poseía un ejemplar, sólo algunos borradores. Pero con el mensaje de Xabier pude saber que hay muchos ejemplares disponibles ahora que se promocionan en Google, así que ya mandé mi solicitud y espero que me llegue máximo en un par de semanas. Será bueno leer al abuelo. Recibe un saludo afectuoso.

  36. Muchísimas gracias por la información. De cualquier modo estaremos al tanto de las novedades que nos dan en esta página. Salñudos cordiales.

  37. Querida Regina: Con tu permiso le mando referencias de su abuelo a don Luis Adrian Lavín Soto.
    .
    “EL DIARIO DE GONZALO DE MURGA Y SUINAGA”
    .
    kokodria.blogspot.com
    .
    “La gente que vino de La Venta dice que ayer, cuando se preparaba el asalto, estuvieron de avanzada de este lado del río (margen izquierda) un hijo de Simeón de la Rosa y otro de Juan Quinto, quienes no hablaron constantemente más que de asesinar a don Jesús Lavín, sin que ninguno de los Jefes pareciera dispuesto a contradecirles.
    .
    Acuerdo que don Jesús Lavín resida una temporada en San Jerónimo. Es mi brazo derecho y no hay entre los demás empleados – todos adictos y bien dispuestos – quien pueda sustituirle por sus dotes de organización, don de gentes, ect.
    .
    Pero considero deber mío alejarle de aquí cuando parece que la amenaza “concreta”, amenaza infame y gratuita de un par de bandidos desalmados, es en su contra. El pundonor le sugiere objeciones. No quisiera él abandonarme en estas circunstancias que pudieren ser gravísimas si los rebeldes nos asaltan o el destacamento nos abandona”.
    .
    Besos para tu mamá y para ti.
    Xabier

  38. Buenas tardes D. Xabier de Murga.

    Agradezco mucho la información citada, me va servir mucho para anexarla al libro familiar que estoy haciendo sobre la vida y trayectoria de mis ancestros (Padre, Abuelo, Bisabuelo, Tatarabuelo y demás) les quiero comentar que tengo unas cartas de don Gonzalo de Murga y Suinaga a un paisano suyo que residía en la ciudad de México, llegando a casa revisare como se llama en el documento este paisano y te lo haré saber.
    Un saludo.

  39. Hola D. Jabier de Murga.

    Ahora recuerdo el nombre del Paisano de don Gonzalo de Murga, este era Don Tomas G. Perrin.

  40. Estimado Luis Adrián. Gracias por escribir. Si fuera posible tener también una copia de los documentos que le mencionas a Xabier, sería estupendo. Recibe un saludo cordial de Regina Santiago, autora de este blog.

  41. Estimada Regina. Con emoción leí el libro en donde se relatan vivencias de don Gonzalo de Murga, tengo que confesar que la historia no me es ajena, mi bisabuelo fue don Antonio Barrios de los Ríos y mi abuelo don Luis Barrios y Castelazo me platico muchas anécdotas de su padre así como la relación siempre cordial que tuvo con don Adolfo Lopez Mateos.
    Espero poder platicar algún día en persona con usted
    Roberto Barrios Gaxiola

  42. Estimado Roberto.
    Me ha emocionado mucho tener noticias suyas. Desde luego que habrá que planear alguna reunión. Mientras tanto reciba un saludo afectuoso.

  43. Tengo registrado que llegó en 1888 a la ciudad de México para trabajar con unos parientes de su madre, doña Clara Suinaga. No tengo la fecha exacta. Pero quizás Xavier De Murga pudiera auxiliarnos. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s