Eliot’s Mess y la historia de los “gober preciosos”

Eliot Spitzer, gobernador de Nueva YorkPues bueno, tertulianos, pretendo sacaros de la dinámica del Viernes Eterno que nos propuso xsibaja (y que produjo aportaciones tan interesantes como las citas de Yourcenar y otras reflexiones).

Pero ahora pongo sobre la mesa el asunto del “Gober Precioso” de Nueva York y el manejo periodístico que se está haciendo de esta historia. Más adelante encontrarán el análisis de Slate Magazine sobre la cobertura de los grandes diarios en EU.  Hay algo que me llama la atención.

Aparentemente el asunto se destapa por una grabación (espionaje) del gobierno federal que se filtra a The New York Times.  Pero en el reporte de Slate parece sugerirse que el escándalo se destapó coincidiendo con un testimonio de Eliot ante el Congreso.  ¿Leí bien? ¿Entendí bien? ¿Cómo estaría la jugada? Estamos ante evidencias del uso político de las investigaciones sobre las redes internacionales de prostitución?   Muero porque alguien me explique. Así que, tertulianos, ilumínenme.

PD: Mientras escribo escucho el noticiario de Sarmiento y éste subraya que el escándalo fue una “sopa de su propio chocolate”, porque él como fiscal de distrito grabó y persiguió a muchos funcionarios de Wall Street. Mencionan también que a Spitzer se le mencionaba como uno de los posibles candidatos a la vicepresidencia en el partido Demócrata, dado que Obama no acepta los coqueteos de Hillary.  Creo que el asunto está muy interesante.

Va el texto de Slate Magazine:

Análisis de prensa de EU 

Eliott Mess

By Daniel Politi or Today’s Papers, Slate Magazine.
Posted Tuesday, March 11, 2008, at 6:43 AM ET The New York Times, Washington Post, Los Angeles Times, and the Wall Street Journal‘s world-wide newsbox all lead with the bombshell revelation that New York Gov. Eliot Spitzer was a repeat client of a prostitution ring. A federal wiretap caught Spitzer arranging to meet a New York prostitute in a Washington, D.C. hotel on Feb. 13. An hour after the NYT‘s Web site published a story that revealed Spitzer’s involvement, the governor held a brief news conference. With his wife at his side, Spitzer apologized but didn’t mention specifics. “I have disappointed and failed to live up to the standard I expected of myself,” he said. Everyone mentions that a resignation is likely, and the WSJ says it could come as early as today.

USA Today gives big play to the Spitzer story but devotes its traditional lead spot to a look at how more people are choosing to cash out their 401(k) retirement accounts to pay their bills. Instead of borrowing money from their retirement accounts, many are simply choosing to get all their money out, which implies lots of taxes and fees, mainly to prevent eviction or foreclosure. Several plan administrators say the number of “hardship withdrawals” increased at least 20 percent in January compared to the same month last year.

Last week, federal authorities announced they had broken up an international prostitution ring and arrested four people accused of running Emperors Club VIP, which arranged encounters between wealthy clients and more than 50 prostitutes in several cities around the world for a fee that ranged from $1,000 to $5,500 an hour.

The news received little attention until yesterday’s revelation that a man identified as “Client-9” was Spitzer. According to documents, Spitzer talked to one of the people charged about arranging a meeting with a prostitute named Kristen. Complicating matters for Spitzer is that the conversation seems to clearly suggest that it wasn’t the first time Spitzer used the Emperors Club VIP services. “Same as in the past, no question about it,” is how Client 9 responded when he was asked about how he had sent the money for the encounter. The Post says Spitzer “expressed some evidence of familiarity” when he was told that “Kristen” would be the one to meet him because he responded by saying, “Great, okay, wonderful.”

Kristen spent about two hours with the governor at the Mayflower hotel and collected $4,300 for him, which included extra money (the LAT says about $1,600) as a deposit for future encounters. The WSJ and NYT report that Spitzer had registered under the name “George Fox,” who, in reality, is a hedge-fund consultant and a long-time friend and supporter of the governor.The day after the encounter, which most papers makes sure to point out was Valentine’s Day, Spitzer testified before Congress on the bond insurance industry. The WP says Spitzer was not “initially scheduled to appear at the hearing” and was only included after he called to insist on testifying.

The LAT, NYT, and USAT quote the most salacious details of the story, which came as part of a conversation that took place between Kristen and one of the company’s booking agents after the encounter with Spitzer. Kristen reported that the encounter had gone well, and, in an apparent reference to Spitzer, the booker said she had heard he would sometimes ask women “to do things that, like, you might not think were safe.”

“This is not even a nail in the coffin–this is a spike,” a political science professor tells the WP. “It would be difficult for him to govern. His moral authority is nonexistent.” Spitzer hasn’t been charged with any crime, but if he does resign, it would mark a dramatic end for a politician who made a name for himself as New York’s attorney general. He won huge praise, grabbed lots of headlines, and was nicknamed the “Sheriff of Wall Street” for the aggressive way he pursued high-profile cases against some of the most well-known names in the financial industry. Spitzer also broke up two prostitution rings in New York.

The aggressive, and very public, manner in which he pursued Wall Street titans, often for practices that were considered routine, meant he had lots of enemies. Yesterday, many in the financial world could barely hide their glee that the man known as “Mr.Clean,” who had vowed to bring high ethical standards to Albany, is now caught in this situation.

“I’m sure everybody on Wall Street is happy,” one man tells the WSJ.The NYT, which had more than 25 reporters working on the Spitzer stories, fronts a separate piece that provides the most detailed account of how the investigation got started. Apparently, “prostitution … was the furthest thing from the minds of the investigators,” who were looking at suspicious financial transactions that they thought might have involved bribery or something to do with campaign finance.

The governor was moving large quantities of money that seemed to end in shell companies. The WSJ notes that a bank had filed a “suspicious activity” reports about the governor out of concerns that he was involved in “structuring,” which is when financial transaction are kept under $10,000 to avoid federal reporting requirements. The NYT says that it was only after investigators realized that Spitzer was using the money to meet with prostitutes that they asked a judge to approve wiretaps on the phones of the suspected ringleaders. 

Anuncios

7 Replies to “Eliot’s Mess y la historia de los “gober preciosos””

  1. Esto de los escándalos es un tema fascinante. Y los políticos, de aquí y de fuera, no cesan de aportar material. Cada cual privilegia un método para tratar de salir de la hoguera mediática.

    Una de las estrategias predilectas del venezolano Hugo Chávez es la distracción: generalmente recurre a atizar pleitos externos para quitar reflectores a temas complicados de su agenda interna.

    Mientras tanto, ayer el gobernador de Nueva York salió a reconocer abiertamente su falta…aunque ello no le garantiza que vaya a seguir en el cargo…y tampoco que su esposa no le vaya a dar una buena tunda.

    ¿Y se acuerdan de los calcetines rotos que mostró el anterior presidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz, en una mezquita de Turquía cuando seguramente ya percibía que se le venía encima la polémica por tener a su novia en un puesto con un salario altísimo?

    Aquí, Juan Camilo Mouriño ya salió a declarar que sí firmó los contratos que López Obrador mostró a los medios, aunque buscó enfatizar que en ello no hubo nada ilegal.

    De acuerdo con los estudiosos del fenómeno del escándalo, Mouriño habría procedido correctamente desde la siguiente perspectiva: no negó el hecho. Si hubiera procedido así, en estos momentos estaría en un brete mucho mayor porque las transgresiones de segundo orden llegan incluso a ser más peligrosas que la falta original.

    A pesar de eso, el secretario de Gobernación dista de haber librado la controversia, pues sus contrincantes ya dejaron ver que tienen más municiones político-mediáticas en su contra.

    Lo que sigue llamando la atención es la capacidad que tienen los sectores de oposición para eludir los escándalos que prenden a su alrededor. Por ejemplo, un caso como el de René Bejarano hubiera liquidado la trayectoria de cualquier político.

    ¿Tiene que ver eso con un amplio capital moral? ¿Es el manto que otorga la mera circunstancia de estar en la oposición? ¿Es una rara habilidad? ¿O hay una especie de burbuja protectora?

    Por lo pronto, habrá que ver lo que ocurre con la versión que publicó El Universal en su titular de hoy: que el PT –uno de los partidos del Frente Amplio Progresista- invitó a las FARC a un seminario que tiene como uno de sus temas “La construcción de un proyecto alternativo de nación”, que, como se recuerda es una de las banderas que ha ondeado le lopezobradorismo.

    ¿Y qué tal lo que colocó Milenio en su titular: la DEA señaló que las FARC usan al DF como base financiera: aquí se refugian, recaudan fondos ilegales y realizan propaganda.

    Como podrán ver, hay suficiente material como para hacer otra versión de “Wag the dog”. Es esa película en la que los operadores de un presidente de EU que ve peligrar su reelección por un affaire con una becaria –les suena la historia- inventan una guerra contra Albania para que la atención de los medios se dirija hacia ese tema, en una aplicación pura de la teoría del agenda setting.

  2. Estimado fakir:
    Gracias por recordarme el nombre de la película sobre agenda setting… pero creo que aquí tenemos mucho material para otra película. Ayer, en clase de la maestría en Historia, la maestra abrió la discusión con el affair Mouriño y dijo que, ahora no le quedaba más que renunciar.

    Se armó una discusión sabrosa, porque señalamos que era difícil afirmar categóricamente que alguien tiene que renunciar, si consideramos el precedente que sentó el caso Bejarano.
    Yo plantee que habría que ver cómo evolucionaba el asunto del gobernador de Nueva York, pero he de confesar que en ese momento no tenía yo la información que tengo ahora.

    Importantísimo el antecedente que este Sheriff de la Moral había pretendido ser el verdugo de varios magnates e Wall Street en su época de fiscal. Importante que el seguimiento de sus actividades por parte de las agencias se dé en momentos en que figuraba entre los prospectos que podía elegir Clinton para la vicepresidencia (este dato hay que checarlo, porque no sé si la corresponsal de Sarmiento tenga toda la información).

    Pero hay un punto importante en el análisis de Slate: El gobierno había anunciado sus investigaciones sobre la red de prostitución y a nadie le importó hasta que el New York Times detonó el asunto contra “el gober precioso” de Nueva York. Ese mismo New York Times que se pronunció “oficialmente” por Clinton y McCain como los mejores candidatos. Ese mismo diario que le tundió durísimo a McCain sacándole un affaire con una cabildera y luego aparentemente le tunde a Clinton. Pero nadie lo puede acusar de estar jugando sucio, porque el diario dijo desde hace mucho, que apoyaba a ambos candidatos
    Interesante, ¿no?

  3. El que se sienta libre de pecado….

    Aquí van mis deducciones sobre Spitzer. Primero no hay que olvidar que estamos en el clima de las elecciones que pronto estarán por definirse en Pensilvania. Los republicanos están muy vulnerables por los numerosos escándalos tales como el caso de Scooter Libby, sobre la filtracion-vendeta de un espía de la CIA, sin olvidar a su compinche Karl Rove en este asunto, pero más que nada en serias acusaciones de conflicto de interés al beneficiarse de transacciones bursátiles, producto de inversiones en la industria energética.

    Las cosas no paran ahí, tenemos el caso del Procurador Alberto González que defendía el espionaje de Estado al modo fascista, y también defensió la tortura, como tampoco no hay que olvidar al cabildero Jack Abramoff, que hasta tenia tarifas para encuentros con Bush.

    En esta elección los republicanos sufren una gran crisis de credibilidad, especialmente entre sus mismos partidarios, así que para lavar el pecado… ¿que mejor que sacar a colación pecadores del otro bando? Y para esto, que mejor que sacar a balcón al “Sheriff de Wall Street.” Como lo insinúa Los Angeles Times, es posible que los republicanos se ganen una “estrellita” en Wall Street.

    Por otro lado no hay que olvidar el uso estratégico de figuras como Spitzer y como Rove, no únicamente en el diseño de campaña, pero también en la recaudación de fondos para las mismas. Spitzer es un demócrata, pero sobre todo de Nueva York que lo ubica en la posición de ser clave en la generación de fondos y de movilizaciones. Tampoco hay que olvidar que el único que tiene dinero es Obama, tanto McCain como Clinton están estirando los dolaritos. Un golpe clave y certero, casi al estilo Mouriño, eso es todo.

  4. Un breve dato adicional. Resulta que entre los que más están presionando a Spitzer para que renuncie está el New York Post, del magnate Murdoch, que a mi me pareció que en son de burla, después de que el New York Times se pronunció por Clinton y McCain dijo que apoyaba a Obama.

    Interesantísimos los apuntes de xsibaja. Nos los fusilaremos para nuestros análisis institucionales y quedamos en deuda de una comida ahora que visites ciudad de México.

    Salud y saludos!

  5. Fusilada aprobada, luego hablamos de que si es langosta, o filet mignon. Por otra parte no me molestaria un pie de nota, chiquito de 8pt font. Saludos del harbano xsibaja

  6. Bueno, pues ahi van mis teorias febriles y un poco descocadas. Hay elementos que, en efecto, nos permiten pensar en un operativo politico para defenestrar a Spitzer, y de paso pegarle a Hillary. No olvidemos que Spitzer es superdelegado, y que su voto seria crucial (si llega a agosto, al parecer no llega a manana) junto con el de los otros superdelegados, para desempatar la parejera Obama-Clinton.

    Quien filtro al NY Times? Ahi esta el detalle. Trabajando para el gobierno de Illinois tuvimos bastante contacto con, y conocimiento de Eliot Spitzer, cuando el chamaco era procurador general de Nueva York. Ya por entonces (2005-06) apuntaba para algo mayor. A lo largo de su carrera, Spitzer hizo muchos enemigos, enemigos muy poderosos y con mucha capacidad para hacer daño. Pongo como ejemplo que en aquellos años trabajabamos con el gobierno de Nueva York en una serie de acciones de regulacion sobre la industria aseguradora. Spitzer agarro el plan de trabajo, se lo apropio, y se lanzo a lo bestia contra las aseguradoras neoyorquinas. Se apunto varios goles, salio en las primeras planas, y dejo muy enojados a los aseguradores. Al parecer, lo mismo paso con las farmaceuticas y otros conglomerados.

    Mi punto es que, si bien pudo haber sido politico el ramalazo de ayer, no hay que quitar la mira de los muchisimos intereses economicos que Spitzer afecto como procurador estatal. Quien sabe, igual algunos de esos jerarcas acudian al mismo – ejem! – club social y deportivo – ejem! – al que acudia Spitzer, y de ahi se enteraron que era cliente frecuente.

    Una teoria mixta indicaria que se juntaron el interes politico con el economico, las ganas de fregarlo de sus enemigos financieros, y la oportunidad de tambien registar puntos politicos.

    Pobre Eliot tan jactancioso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s