Pistas sobre el asesinato virtual de López Obrador

  Investigando la noticia (jeje)Por Regina Santiago Núñez 

Una disculpa por la ausencia de estos dos días, pero la telenovela nacional tiene capítulos bastante complicados que han requerido “nuestra atención profesional”.

A mí me preocupa -ya sé que soy la más “preocupona” de la tertulia el tono violento de la campaña interna por la presidencia del PRD. Como he insistido, yo no soy de las que creen que “perro que ladra no muerde”.  Creo que la violencia verbal puede tener consecuencias muy graves y costos muy altos no sólo para las partes que se involucran con tácticas de venta -como muy bien señaló xsibaja en su comentario sobre el asesinato virtual de AMLO- sino para la sociedad en general.

Les cuento que el tema de la nota apócrifa que apareció en Milenio la comenté en mis dos clases de periodismo. Fue muy interesante la respuesta de los alumnos. Me recordaron que en los portales de internet suele ser un asunto común que “asesinen” por un rato a gente del mundo del espectáculo y los deportes (recordé entonces que en el portal de Televisa difundieron hace unos años la muerte de Cuauhtémoc Blanco en un accidente y nunca se disculparon por el “error”).

Pero me pregunto: ¿Este “incidente” con Milenio sigue las mismas pautas que los otros casos que se han presentado en algunos portales? ¿Es una “bromita” como lo llamó El Sendero del Peje o es algo más grave?  Me viene a la mente: La bomba que estalló en avenida Chapultepec hace unos días mostró la vulnerabilidad del aparato de seguridad (tanto federal como capitalino).  La “bomba mediática” colocada en el portal de Milenio también muestra vulnerabilidades.  ¿Ustedes qué piensan?

Mientras les da vuelta la maquinaria cerebral (jeje) les dejo un link a una investigación que preparó Juan Carlos Zúñiga, uno de los participantes en el curso de periodismo online.  A ver qué opinan también. Nota falsa salió del mismo Milenio

Saludos,

Anuncios

13 Replies to “Pistas sobre el asesinato virtual de López Obrador”

  1. Estas “vulnerabilidades” y vulnerabilidades de los medios, no, lo anterior no es un error redundante, porque si hay hoyos en la cerca de protección mediática. Sin embargo las vulnerabilidades mediáticas, por lo menos en Estados Unidos, están en el orden de sus fundamentos y de su razón de ser. El derecho a la información, y la libertad de expresión están protegidos en el orden constitucional. Para lograr la garantía de estos derechos, por una parte se prevé el balance en donde la autoridad no sea juez y parte, y por otra que los medios logren los más altos estándares periodísticos por medio de la auto regulación, y por la competencia con otros medios. Otro aspecto son los ajustes por medio de opinión pública, como sucedió en el caso de Chelsea Clinton hace años, y recientemente con McCain, aquí los medios dan marcha atrás en sus tácticas tipo “exposé” cuando los lectores indignados se quejan ante los medios.

    La ley también prevé el abuso del derecho de expresión en el caso de la calumnia, la humillación de menores, la confidencialidad de estado de salud de los enfermos, la privacidad de particulares en contraste a la poca privacidad que se aplica a las figuras públicas, y del espectáculo. Según la ley, la libertad de expresión no debe transgredir la dignidad y seguridad de los ciudadanos. En la típica clase de civismo esto se ejemplifica en el caso de un teatro lleno en donde un asistente grita ¡fuego! resultando en que la gente huyera en pánico del lugar, y en el proceso aplastando a tres personas que fallecen en el hospital. El sujeto es aprendido, y en su juicio se defiende argumentando que la constitución le da el derecho de la libre expresión. El acusado pierde el juicio en base a que este derecho no está por encima, y está limitado, por el derecho a la seguridad de los ciudadanos.

    Desafortunadamente en el mundo digital, se ha desarrollado una cultura de clandestinidad, o al estilo del “viejo oeste.” Peor aún, en donde ni siquiera existe la figura de un quijotesco Sheriff. Esta actitud es en parte a consecuencia de la relativa anonimidad de los autores cibernéticos, y también cobijados en el argumento que los comentarios blogs, son solo opiniones personales y no periodismo, esto mientras que los periodistas están sujetos a reglamentos, y a veces su integridad personal corriendo peligro.

    Quizás recuerden el escándalo que causo cuando a un blogger pro-republicano le otorgaron credenciales de periodista. Los verdaderos periodistas lo empezaron a notar, cuando el jefe de comunicaciones de la Casa Blanca, le otorgaba la palabra con más frecuencia que a los medios establecidos. El tipo de preguntas de este individuo permitía a la administración Bush responder en mejor posición “los cuestionamientos.” Cuando se ventiló que el tipo era “un vil y vulgar blogger” y no un periodista, pues lo sacaron de la jugada. Por otra parte, no me cabe duda que hay periodistas que filtran información a sus sobrino “nerd” que por su edad no lo pueden meter a la cárcel, para que le haga el favor de” aventar una bomba”.

    Volviendo a la violencia cibernética-hackeada pues simplemente esta permitida, y en unos casos alentada, porque de seguro lo más que la va a pasar al culpable del incidente en Milenio, es experimentar un manazo.

  2. Ni hablar, estimado H4xOr (Hacker), creo que eres suficientemente creativo y elusivo a los manazos o manotazos. Eso es parte del desafío…
    Pero hay de hackers a hackers, ¿no? Ahí estaría mi pregunta. ¿El asesinato virtual de López Obrador se inscribe en este tipo de “desafíos al poder establecido” para mostrrarle que es vulnerable -como lo fue la página de Milenio- o se inscribe en otra dinámica más compleja y peligrosa?
    Entre las virtudes del ciberespacio está la libertad con que se pueden intercambiar opiniones -como en este blog, por ejemplo- que es una costumbre que en México estamos empezando a desarrollar.
    Ahora, el asunto es que cuando un medio tradicional como es Milenio se encuentra ante la circunstancia de que, por alguna razón que aún no conocemos, difunde una noticia como la del falso asesinato de AMLO, yo creo que tiene la obligación de hacerse responsable ante su público.
    El de Milenio no es un blog, es un sitio institucional, con anunciantes y todo. Entonces, Milenio tiene que hacerse responsable de lo que suceda en su espacio y ofrecer una explicación a sus lectores. Así lo tuvo que hacer The New York Times cuando descubrió, hace algunos años, a un periodista que firmaba “interesantísimos” reportajes sobre lejanos lugares a los que nunca fue (pero eso sí, les cobró los viáticos, jeje).
    Gracias por tomarte el tiempo de escribirnos, aunque haya sido una frase tan breve, aunque eso sí, contundente.

  3. Estimado H4xOr, Regina trae a colación el posible motivo de tu aventura. Solo por cuestión de curiosidad, ¿fue tu acción solo para alimentar la adrenalina desafiando al sistema?, ¿quizá para burlarte de los medios establecidos?, ¿porque te cae mal el editor, o los escritores de Milenio?, o ¿Tuviste razones políticas, o de lucro?

    Finalmente, ¿tienes una opinión o reflexión sobre los parámetros del derecho a la información, y de la libertad de expresión? Reitero, lo pregunto sin ánimo de juzgar, es solo por curiosidad, y entender ciertas acciones.

  4. Bueno, han pasado los días y Milenio no ha considerado necesario explicar la nota difundida en su sitio de internet acerca de la supuesta de muerte de López Obrador.

    La versión de Juan Carlos Zúñiga es interesante y da indicios de lo que pudo haber ocurrido; sin embargo, aún quedan detalles por aclarar. El más importante es saber cuál fue la motivación del o de los autores: ¿Fue sólo una broma fúnebre? ¿O fue una expresión individual de la tensión a la que ha llevado la polarización discursiva y política?

    A fines de noviembre de 2007, CNN se vio en una situación similar al sobreponer sobre una imagen de Hugo Chávez la frase “¿Quién lo mató?” La cadena televisiva tuvo que salir a ofrecer disculpas y a explicar que hubo un error, pues en realidad esa frase debía haberse colocado sobre la imagen de un jugador de los Pieles Rojas que había sido asesinado recientemente.

    A la polémica alrededor de Milenio online ya se agregó otra que tiene que ver con internet, en concreto con la página “El Sendero del Peje”:

    Diputados perredistas de la corriente Nueva Izquierda presentaron una denuncia ante la PGR en contra de dicha página y su autor, Víctor Hernández, por su presunta responsabilidad en los delitos de amenazas, calumnia y difamación. Francisco Javier Santos Arreola señaló que desde ahí se inició una campaña de denostación contra quienes opinan de manera diferente a AMLO, por lo cual pidieron que sea bloqueada.

    Días antes, Víctor Hernández había reclamado a López Obrador haberse deslindado y condenado las manifestaciones de rechazo contra los líderes perredistas del Senado de la República y de la Cámara de Diputados, durante el acto efectuado en la Torre de Pemex.

    Hernández argumentó: “No somos borregos, Andrés Manuel. No vamos a aceptar que nadie nos quiera ver la cara. Ni en el PAN, ni en el PRI, ni en el PRD, ni en ningún partido. Eso le tiene que quedar bien claro a todo el mundo… Nosotros nos hemos roto la madre para apoyar a este movimiento, y de ninguna manera vamos a admitir que se nos condene por exigirle a los primeros que deberían estar con este movimiento (o sea a los diputados y senadores del PRD) por sus actitudes blandengues y lacayunas”.

    Visto lo que ocurre en estos relativamente nuevos espacios de información y comunicación, no está de más subrayar que los legisladores cometieron un error al no establecer reglas en el Cofipe reglas para la difusión de propaganda por La Red.

    Si la situación no cambia, habrá que esperar que el escenario cibernético-político continúe agitado, pero no por el debate de los grandes temas nacionales, sino por el intercambio de golpes bajos y el denuesto de los contrincantes.

    Ojalá, para bien de todos, que de las palabras no se pase a los hechos. Hay que volver la vista, por ejemplo, a lo que ocurre con las pasiones deportivas: son otro tipo de batallas y otras las circunstancias, pero no son pocas las ocasiones en el que el atizamiento de las rivalidades ha desencadenado sucesos indeseables. No hay que olvidarlo.

  5. Regina y xsibaja
    Han ustedes dedicado su tiempo en documentar la noticia en milenio, por lo que yo les dare un tanto para responderles.

    Sin embargo, bajo la imposibilidad de demostrar que realmente soy yo el autor, (aunque es posible darles pruebas, no creo sea relevante), creo que es mejor remitirlos a las pruebas.

    Esta noticia falsa, como ya lo aclaro uno de los lectores de tu blog, no es mas que una noticia falsa mas de muchas otras, como se ha demostrado en diversos blogs: http://paquesepas.wordpress.com/2008/02/21/otro-golpe-a-la-mafia-siciliana/

    La unica diferencia es que esta noticia de AMLO llego a los medios, y de las otras nadie se dio cuenta, y aun siguen en linea.

    El motivo no es un movimiento desesperado de la extrema derecha en una guerra sucia del gobierno espurio, como lo hace ver el sendero del peje, que sinceramente ha sido lo mas gracioso que he escuchado en varios meses, se me hace impresionante como nadie puede tomar siquiera la posibilidad de que conseguimos una sesion de una periodista, y estabamos aburridos, vimos una noticia de AMLO, y redactamos una noticia sobre la anterior, desconociendo que en 20 minutos tanta gente se daria cuenta, cuando ni se han arreglado las otras noticias modificadas.

    Aun asi reconozco que lo controversial de la noticia ha sido el silencio tomado por Milenio, que han llevado a algunas personas a acusar a personas inocentes de este acto, espero milenio logre contratar gente competente que pueda darse cuenta del verdadero origen de la noticia (que evidentemente no es Monterrey).

    Saludos!!

  6. Juan Manuel, por supuesto estoy de acuerdo en que la legislación en México que concierne a los contenidos por medio de la red, pues es insuficiente. Sin embargo, quiero aclarar que mis comentarios tenían la intención de hacer énfasis en una combinación de legislación básica acompañada de una fuerte auto-regulación.

    Aunque estoy en completo desacuerdo con las acciones de nuestro invitado hacker, creo que sería igual de peligroso que legisladores fascistas, utilizando como pretexto estas acciones de desinformación, propusieran reglas que les permitirían espiar y hacer cargos de “oficio” a personas con opiniones ya sea de extrema derecha o de izquierda.

    La auto-regulación proviene de los usuarios que no quieren ver limitada la libertad de expresión, pero que si, entienden que es necesario definir parámetros de discusión para que los contenidos no confundan, o que engañen a los cibernautas. Similar a los que aplica a ciertos productos y a contenidos publicitarios, debemos abogar ante los usuarios, y ante las autoridades, por que las páginas y foros internet definan legalmente su propósito. Si la pagina va a ser político-ficción, en este caso el “asesinato” de AMLO, pues que el lector sepa que el Día de los Inocentes, se cambio a Febrero.

    Aunque los blogueros no son periodistas, si deberíamos exigir saber de quién viene el comentario, si es de un maestro de Oaxaca, una ama de casa de Guadalajara, o de un decano de la Universidad de Boston. Lo fantástico de la comunidad cibernética es su naturaleza incluyente, lo que nos permite igual dialogar con cualquier tipo de ciudadano del mundo.

    Según Alvin Toffler, en su nuevo libro “Riqueza Revolucionaria” la red es una pieza fundamental para crear nuevo conocimiento enriquecido por la diversidad de sus usuarios. Se prevé que en el Siglo XXI el conocimiento interdisciplinario, y el del ciudadano común, establezcan la pauta del desarrollo científico-social. Seamos una sociedad más libre, protegiendo a nuestras libertades.

  7. Que tal tertulianos?

    Me disculpo tambien por mi recente ausencia pero andaba de viaje. Como Lopez Obrador, yo tambien podria decir que ‘no estaba muerto, andaba de parranda’.
    En este mundo de cibernotas, cibermuertos, manazos y asesinatos virtuales, se me vienen a la memoria dos datos: una novelita que Robert Pastor, el politologo de la universidad Emory de Atlanta, escribio a fines de los 80’s y en el que un candidato presidencial mexicano era asesinado poco antes de las elecciones; y una novela que dijo escribir Jorge Volpi (habria que chequear el dato pa’ no regarla) sobre el mismo tema, el asesinato de Colosio, poco antes del autentico asesinato, y que al final no fue publicada como tal pero dio paso a otro texto del mismo autor.
    Y como ese contexto, hay muchos otros de miles de lideres, proceres, gobernantes, y etceteras que fueron “muertos” por diversos medios sin que fuese verdad, a lo largo de la historia.
    Por simplificarlo, lo diria de esta manera: los medios a veces son el mensaje, y a veces son el mensajero.

  8. Recuerdo el asunto de los libros premonitorios del asesinato de Cosolsio. Hubo otro también que hizo mucho ruido, publicado por Rafael Loret de Mola. Ese recuerdo quizás anima parte de nuestras reflexiones. Matar a un candidato en un libro, o en la red puede tener su “chiste” para algunos; para otros, tiene el amargo sabor de historias que ya vimos que se cumplen.

    Y, bueno, veo que este tema nos ha puesto a trabajar las neuronas. Bienvenido el anti-oxidante!!!! Jejeje

  9. Lo malo no es haber caido en la vacilada de la “muerte virtual”, es mas que nada, no haber sido invitado a la parranda. Por ello estimado sombraespia, te toca la cena cuando estemos por los lares del “Midwest”

  10. Hola H4xOR:

    Un error dejó tu comentario “pendiente de aprobación”. Seas o no el autor de la incursión en Milenio (eso no tiene para mí especial relevancia) me parece muy interesante que nos des la oportunidad de reflexionar sobre este tipo de situaciones.

    Como bien dices, los hackers colocan constantemente información que distorsiona contenidos en “sitios oficiales”. Hace algún tiempo Televisa “mató” a Cuauhtémoc Blanco en un accidente automovilístico durante medio día.

    La vulnerabilidad de Milenio online ha quedado demostrada. Con la investigación periodística ha quedado la huella de que se está buscando a los responsables desde dentro. Pero para mí, lo importante sería que los directores de Milenio reconocieran que son vulnerables, pusieran más atención a su trabajo y pensaran que tienen una “responsabilidad social”. Tienen que estar muy atentos a lo que sucede en su sitio de internet. Tienen que tomar medidas y tienen que explicar al público lo que sucedió. Los hackeos habrán de continuar, porque los hackers creen que tienen razones para irrumpir en esos espacios (tú lo haces por “matar el tiempo” pero hay quienes lo hacen desde una perspectiva más política).

    En la clase de periodismo que imparto en la Universidad Iberoamericana (México) una de las reflexiones sobre este asunto es precisamente el territorio nuevo que nos está haciendo pisar internet. Un espacio de libertades, que permite crear alternativas a la forma tradicional de hacer periodismo, de hacer política, de compartir el conocimiento, de dar clases, de relacionarse con los amigos y con los no tan amigos, etc.

    En lo personal creo que hay un problema con el hackeo. Si logra generar suficiente desconfianza en lo que se publica, pues la gente perderá un espacio para buscar alternativas.
    Pero bueno, eso es tan sólo mi opinión.

    Gracias por tomarte el tiempo de participar en las reflexiones de esta tertulia.

  11. Estimado H4xO, disculpa el no haberte contestado con oportunidad, ya que como te habras enterado, me dedique a sonsacar a los tertulianos para desentoxicarnos de los acontecimientos mundiales. Al igual que Regina, agradezco tu atencion de haber repondido a nuestros cuestionamientos.

    Redundando en la cuestion de matar el tiempo, pues te daras cuenta que tu servidor no es el ejemplo de la productividad, en mi opinion es importantisimo que el ocio, no responda al cliche de ser “la madre de todos los vicios”, si no que lo dediquemos al enriquecimiento personal y social, en pocas palabras a ser constructivo-positivos.

    A nombre de nuestros companeros tertulianos te invito a la reflexion de como tu pasion por ser participe de lo que pasa en el mundo, puede ser utilizada de esta manera. Te envio un saludo antioxidante y anticavernicola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s